(34) 900 11 1971 info@montero-aramburu.com

Con casi total seguridad el próximo lunes 14 de enero se pondrá fin a uno de los culebrones más importantes de nuestro balompié y que probablemente influyó decisivamente en la salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid el pasado verano. Y es que la Audiencia Provincial ha citado al jugador dicho día para ratificar ante el juez el pacto de conformidad alcanzado con la Agencia Tributaria por la supuesta defraudación de más de 14,7 millones. Si todo transcurre como se espera, el jugador asumiría la autoría y su culpabilidad en la comisión de 4 de delitos fiscales durante su estancia en el club blanco. Debemos recordar que la defraudación se remonta a los ejercicios 2011 a 2014 y se sustenta sobre la base argumental montada por la AEAT y la fiscalía de que el jugador, no sólo dejo de declarar e ingresar determinadas cantidades, sino que también cometió delito contra la Hacienda Pública al no tributar por una parte de los ingresos percibidos por la explotación y comercialización de sus derechos de imagen, en concreto los percibidos por varias sociedades, ubicadas en territorios de escasa o nula tributación, desde las que supuestamente gestionaba y explotaba dichos derechos. Cristiano ya ha liquidado la multa impuesta por Hacienda, ascendente a 13,4 millones) pero debe aún asumir las correspondientes penas por los delitos fiscales que le han sido objeto de imputación. En principio, parece que al jugador le será impuesta y éste admitirá una pena de dos años de prisión que no llevará aparejada su cumplimiento. No obstante, por parte de su defensa jurídica se está tratando de que la misma sea sustituida por una multa económica añadida.

To Top