(34) 900 11 1971 info@montero-aramburu.com

Administrativo

ADMINISTRATIVO

¿Deben entenderse suspendidos los procedimientos administrativos que se encontraban en tramitación con anterioridad a la declaración del estado de alarma?

Sí, todos los plazos administrativos se encuentran suspendidos a excepción de los relativos a procedimientos administrativos en los ámbitos de la afiliación, la liquidación y la cotización de la Seguridad Social y los relativos a procedimientos tributarios sujetos a normativa especial. La suspensión tampoco afectará a los plazos para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias.

El cómputo de los plazos se reanudará (es decir, no se contará de nuevo todo el plazo) el día 1 de junio de 2020, en aplicación de la Disposición derogatoria del RD 537/2020. Se dispondrá entonces de los días que resten del plazo una vez descontados los que ya hubieran transcurrido desde el día 14 de marzo.

Si deseo interponer un recurso administrativo frente a un acto dictado por una entidad del sector público ¿está paralizado el plazo para presentarlo?

Dependerá si el acto en cuestión produce efectos favorables o desfavorables para el interesado

Si se trata de un acto favorable, efectivamente el plazo para su presentación se encuentra suspendido. Los criterios generales de suspensión de plazos resultan igualmente de aplicación en el ejercicio de acciones por los interesados mediante la interposición de recursos administrativos (alzada y potestativo de reposición). En este caso, el plazo se reanudará por el tiempo que restase, a partir del 1 de junio de 2020.

En el caso de que se trate de un acto del que puedan derivarse efectos desfavorables o de gravamen para el interesado, el plazo de interposición se encuentra igualmente suspendido, con la especialidad de que se reiniciará a partir del primer día hábil siguiente a la finalización del estado de alarma, sin descontar el tiempo que hubiera transcurrido desde la notificación hasta la declaración del estado de alarma. Es decir, el plazo volverá a computar desde cero a partir del día siguiente a aquél en que se levante el estado de alarma. Esta regla se establece sin perjuicio de la eficacia del acto, por lo que, si se desea suspender la ejecución, será preciso interponer el recurso administrativo (excepto en los procedimientos sancionadores, que no son ejecutivos si cabe interponer un recurso en vía administrativa, incluido el potestativo de reposición). En este caso, el cómputo de los plazos se reiniciará (es decir, comenzará a computar desde cero) a partir del día 1 de junio de 2020.

¿Afecta la suspensión de los plazos y procedimientos a los procesos electorales de las Federaciones deportivas?

Sí, aunque no nos encontramos ante un procedimiento administrativo ─sin perjuicio de la facultad de tutela que tiene la Administración pública sobre los mismos─ dado que durante el estado de alarma no se puede garantizar el normal desarrollo de dichos procesos federativos, los procesos electorales quedarán suspendidos al no poder respetarse con garantías el derecho de participación efectiva, todo ello sin perjuicio de la facultad que tiene la propia comisión electoral de suspender los mismos.

En el caso de que caduque el DNI, revisión para ITV o cualquier documento o título habilitante durante el periodo de estado de alarma, ¿ha de considerarse prorrogado el plazo de vigencia?

Sí, con carácter general, la caducidad de cualesquiera derechos ha quedado suspendida durante el estado de alarma, sin que resulte necesario para ello acuerdo expreso alguno. No obstante, desde el pasado 18 de mayo de 2020, se vuelven a dar citas por parte de la Policía Nacional para quienes deseen renovarlo.

Particularmente, han sido establecidos regímenes especiales que matizan la referida regla general. En este sentido, la validez del DNI se ha prorrogado por un año desde la declaración del estado de alarma (hasta el 13 de marzo de 2021), aunque sólo para aquellos carnets que hubieran caducado o caduquen dentro del periodo de vigencia del mismo.

Por su parte, la suspensión de los plazos administrativos engloba igualmente los plazos para la realización de la inspección técnica de vehículos (ITV). Por tanto, la obligación de realizar la ITV queda suspendida durante el tiempo de vigencia del estado de alarma, de forma excepcional. En este sentido, la validez de los certificados de ITV se amplía en quince días naturales por cada semana transcurrida desde el inicio del estado de alarma  hasta que hubiera vencido la vigencia del certificado.

Por otro lado, las tarjetas de cualificación del conductor, acreditativas del certificado de aptitud profesional (CAP), cuya fecha de expiración se haya producido a partir del día 1 de marzo, serán válidas hasta 120 días después de la finalización de la declaración del estado de alarma o prórrogas del mismo.

 

De existir una licitación anunciada para la adjudicación de un contrato del sector público, ¿debe entenderse suspendida?

El día 7 de mayo de 2020 entró en vigor el levantamiento de la suspensión de los términos e interrupción de los plazos de los procedimientos de contratación promovidos por entidades pertenecientes al sector público, siempre  y  cuando  su  tramitación se realice por medios electrónicos. Además, se permite, siempre que sea mediante vía electrónica, poner en marcha nuevas licitaciones. La suspensión de los restantes procedimientos de contratación se levantará el día 1 de junio de 2020, en aplicación de la Disposición derogatoria del RD 537/2020, siendo lo normal que los poderes adjudicadores publiquen anuncios en su perfil de contratante para aclarar de qué manera se levantará la suspensión en cada procedimiento en curso, determinando los nuevos plazos para presentación de ofertas y restantes actuaciones.

Aunque los plazos administrativos se encuentren suspendidos, ¿puedo presentar documentación a través de los registros correspondientes?

Nada impide presentar documentación referente a un determinado procedimiento administrativo pese a que se encuentren con carácter general suspendidos. Tal presentación deberá hacerse a través de la sede electrónica de la Administración en cuestión o, en su defecto, a través de Correos si se es persona física. Nunca a través del registro presencial, pues éstos se encuentran cerrados al público.

Sin embargo, debido a la suspensión de los plazos administrativos, no se le dará trámite hasta la finalización del estado de alarma, a no ser que el órgano competente considere oportuno acordar, a la vista de esta documentación presentada, mediante resolución motivada, las medidas de ordenación e instrucción estrictamente necesarias para evitar perjuicios graves en los derechos e intereses del interesado en el procedimiento y siempre que éste manifieste su conformidad, o cuando el interesado manifieste su conformidad con que no se suspenda el plazo. Esta suspensión de los plazos administrativos se levantará el día 1 de junio de 2020.

En caso de que sea acordada la suspensión, ¿qué alcance tendría la indemnización?

El efecto directo de la suspensión es la indemnización de daños y perjuicios al contratista durante el periodo de suspensión. En lo que respecta a los contratos de servicios o suministros de tracto sucesivo, el Real Decreto-ley 8/2020 ha limitado el alcance de la indemnización exclusivamente a los siguientes daños y perjuicios: i) gastos salariales efectivamente abonados al personal adscrito al contrato a fecha de 14.03.2020, incluidas cotizaciones a la Seguridad Social; ii) gastos por mantenimiento de la garantía definitiva; iii) gastos de alquileres, costes de mantenimiento de maquinaria, instalaciones y equipos, siempre que se acredite la imposibilidad de emplearlos a otros fines distintos; y iv) gastos correspondientes a pólizas de seguro vinculadas al contrato.

En el caso de tener suscrito un contrato administrativo con la Administración, ¿mantiene éste su vigencia durante el estado de alarma?

Sólo los contratos de servicios y de suministro de prestación sucesiva y los contratos de obras cuya ejecución se vea total o parcialmente imposibilitada por la situación creada por el COVID-19 o las medias adoptadas por la Administración para mitigarlo, serán susceptibles de ser suspendidos, siempre a instancia del contratista, que deberá formular la oportuna solicitud ante el correspondiente órgano de contratación, debiendo éste acordarla expresamente si aprecia la imposibilidad de su ejecución por los citados motivos, en el plazo de cinco días naturales (silencio administrativo negativo).

Nota: Resulta necesario advertir que las CCAA han aprobado normas que establecen efectos particulares de las medidas adoptadas para paliar las consecuencias del COVID-19 en supuestos de suspensión de los contratos.

 

Si soy beneficiario de una subvención pública para la ejecución de una determinada actividad, ¿cabría entender ampliado el plazo de ejecución con motivo del estado de alarma

Las resoluciones de concesión de ayudas públicas, así como las convocatorias, podrán ser modificadas por el órgano competente para ampliar los plazos de ejecución de la actividad subvencionada, así como los de justificación y comprobación, aunque no estuviera contemplada expresamente esta circunstancia en las bases reguladoras de la ayuda pública. La prórroga, por tanto, no es automática, de modo que, previa justificación de la imposibilidad de ejecutar la actividad incentivada y de la insuficiencia del plazo concedido para su realización, justificación o comprobación, podrá ser acordada de oficio, en caso de ayudas otorgadas en régimen de concurrencia competitiva, o a instancia del beneficiario, en supuestos de subvenciones concedidas de forma directa.

¿Sigue estando vigente la normativa sobre protección de datos personales?

A pesar del contenido de la reciente Orden SND/297/2020, de 27 de marzo, por la que se encomienda a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el desarrollo de diversas actuaciones para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la normativa sobre protección de datos personales continúa plenamente vigente. La referida orden únicamente regula dos cuestiones:

· Por un lado, el desarrollo de una herramienta informática que permitirá autoevaluarse a los ciudadanos –sin que ello signifique o implique un diagnóstico médico en sentido estricto-, recibir información y geolocalizarlos en el ámbito de una comunidad autónoma. El responsable del tratamiento sería el Ministerio de Sanidad.

· Y por otro, el Instituto Nacional de Estadística, en colaboración con las operadoras de telefonía, estudiarán la movilidad de los ciudadanos de manera anonimizada –lo cual descartaría la utilización de datos de carácter personal, es decir, aquellos asociados a una persona determinada o determinable- para comprender y analizar sus flujos y circulación durante el confinamiento y los días previos al mismo.

 

¿Puedo vender mascarillas quirúrgicas unitariamente en mi establecimiento?

Tras la publicación de la Orden SND/354/2020, de 19 de abril, por la que se establecen medidas excepcionales para garantizar el acceso de la población a los productos de uso recomendados como medidas higiénicas para la prevención de contagios por el COVID-19, la venta unitaria de mascarillas quirúrgicas que no estén empaquetadas individualmente solo podrá realizarse en farmacias.

Fuera de las farmacias, se podrá realizar la venta unitaria de mascarillas quirúrgicas siempre y cuando se encuentren empaquetadas individualmente con todas las garantías establecidas por la normativa sanitaria y de etiquetado aplicable.

¿El procedimiento de “desescalada” será igual para todo el territorio?

No, el procedimiento de “desescalada” se divide en distintas fases y la unidad territorial de referencia es la provincia. Es decir, en cada provincia sólo se podrán realizar las actividades que se encuentren permitidas según la fase de desescalada en la que se encuentre tal territorio.

 

¿En qué circunstancias pueden las personas y los vehículos circular por las vías y espacios de uso público durante la vigencia de la fase 1?

Durante la fase 1 se eliminan las restricciones de movilidad vigentes durante la fase 0 y ésta se verá flexibilizada a toda la provincia, no existiendo imposición horaria alguna, salvo para realizar actividad física o paseos, circunstancias para las que sí se mantienen las franjas horarias fijadas en fase 0. No obstante, sí se podrá salir del término municipal y desplazarse por todo el ámbito de la provincia de residencia, incluso para acudir a segundas residencias. La práctica deportiva individual podrá desarrollarse asimismo en todo el ámbito provincial.

Se flexibiliza igualmente la circulación en vehículos dentro de la propia provincia. Si deben viajar en el vehículo más de una persona, solo podrán ir dos por fila de asientos y siempre utilizando mascarilla, salvo que quienes viajen en el vehículo convivan en el mismo domicilio, y respetando la máxima distancia de seguridad posible. En el caso de que todos los ocupantes del vehículo convivan en el mismo domicilio, podrán ocuparse todas las plazas hasta un máximo de 9, y no será necesario llevar mascarilla.

¿Puedo abrir mi negocio en la fase 1 de la desescalada?

Los comercios minoristas que tenían permitida la apertura en la fase 0 podrán continuar abiertos atendiendo a las nuevas medidas impuestas, las cuales son las siguientes:

a) Que se reduzca al treinta por ciento el aforo total en los locales comerciales. En el caso de establecimientos distribuidos en varias plantas, la presencia de clientes en cada una de ellas deberá guardar esta misma proporción. No será precisa cita previa.

En cualquier caso, se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes. En los locales comerciales en los que no sea posible mantener dicha distancia, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente.

b) Que se establezca un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.

En cuanto a los negocios de hostelería y restauración, podrá procederse a la reapertura al público de las terrazas al aire libre de estos establecimientos, limitándose al cincuenta por ciento de las mesas permitidas en el año inmediatamente anterior en base a la correspondiente licencia municipal. Se entiende por terraza toda superficie que no tenga cubierta, o en el caso de tenerla, que al menos dos de sus laterales sean completamente diáfanos. En todo caso, deberá asegurarse que se mantiene la debida distancia física de al menos dos metros entre las mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas. La ocupación máxima será de diez personas por mesa o agrupación de mesas. La mesa o agrupación de mesas que se utilicen para este fin, deberán ser acordes al número de personas, permitiendo que se respete la distancia mínima de seguridad interpersonal. Los ayuntamientos podrán autorizar la ampliación excepcional de la superficie destinada a terraza/velador con el fin de dar cumplimiento a estas medidas.

Con respecto a la actividad hotelera y turística, los establecimientos pueden abrir todas sus habitaciones, aunque no estarán operativas las zonas comunes, como los restaurantes. Los objetos susceptibles de ser manipulados por los clientes, como los ascensores, deben desinfectarse cada dos horas. Asimismo, deben instalarse carteles informativos en los idiomas más habituales exponiendo las restricciones en el uso de las instalaciones y las normas de higiene.

Asimismo, podrán proceder a su reapertura al público, mediante la utilización de la cita previa, los concesionarios de automoción, las estaciones de inspección técnica de vehículos y los centros de jardinería y viveros de plantas, sea cual fuere su superficie útil de exposición y venta.

Igualmente, podrán proceder a su reapertura al público las entidades concesionarias de juego público de ámbito estatal, a excepción de aquellos que se encuentren ubicados dentro de centros comerciales o parques comerciales, sin acceso directo e independiente desde el exterior.

Cuando así lo decidan los ayuntamientos correspondientes, y debiendo comunicar esta decisión al órgano competente en materia de sanidad de la comunidad autónoma, podrán proceder a su reapertura los mercados que desarrollan su actividad al aire libre o de venta no sedentaria en la vía pública, comúnmente denominados “mercadillos”, dando preferencia a aquellos de productos alimentarios y de primera necesidad y procurando que sobre los productos comercializados en los mismos se garantice su no manipulación por parte de los consumidores.

En todo caso, se garantizará una limitación al veinticinco por ciento de los puestos habituales o autorizados y una afluencia inferior a un tercio del aforo habitual pudiendo alternativamente procederse al aumento de la superficie habilitada para el ejercicio de esta actividad.

¿Podré abrir mi negocio en la fase 2?

Comercio minorista y servicios profesionales

En la fase 2, podrá procederse a la reapertura al público de todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales cuya actividad se hubiera suspendido con independencia de su superficie útil de exposición y venta, siempre que cumplan todos los requisitos siguientes:

a) Que se reduzca al cuarenta por ciento el aforo total en los establecimientos y locales comerciales. En el caso de establecimientos o locales distribuidos en varias plantas, la presencia de clientes en cada una de ellas deberá guardar esta misma proporción.

En cualquier caso, se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes. En los locales en los que no sea posible mantener dicha distancia, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente.

b) Que se establezca un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.

Además, todos los establecimientos y locales que puedan proceder a la reapertura al público, podrán establecer, en su caso, sistemas de recogida en el establecimiento de los productos adquiridos por teléfono o internet, siempre que garanticen una recogida escalonada que evite aglomeraciones en el interior del local o su acceso.

Hostelería y restauración

En cuanto a los negocios de hostelería y restauración, podrá procederse a la reapertura al público de estos establecimientos para consumo en el local, salvo los locales de discotecas y bares de ocio nocturno, siempre que no se supere un cuarenta por ciento de su aforo y se cumplan las siguientes condiciones:

a) El consumo dentro del local únicamente podrá realizarse sentado en mesa, o agrupaciones de mesa, y preferentemente mediante reserva previa. En ningún caso se admitirá el autoservicio en barra por parte del cliente. Asimismo, estará permitido el encargo en el propio establecimiento de comida y bebida para llevar.

b) Se podrá ofrecer productos de libre servicio, ya sean frescos o elaborados con anticipación, para libre disposición de los clientes siempre que sea asistido con pantalla de protección, a través de emplatados individuales y/o monodosis debidamente preservadas del contacto con el ambiente.

c) Deberá asegurarse el mantenimiento de la debida distancia física de dos metros entre las mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas. La mesa o agrupación de mesas que se utilicen para este fin, deberán ser acordes al número de personas, permitiendo que se respeten la distancia mínima de seguridad interpersonal.

Hoteles y alojamientos turísticos

Podrá procederse a la reapertura al público de las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos que hubieran suspendido su apertura al público en virtud de la Orden SND/257/2020, de 19 de marzo, por la que se declara la suspensión de apertura al público establecimientos de alojamiento turístico, siempre que no se supere un tercio de su aforo.

A los servicios de hostelería y restauración de los hoteles y alojamientos turísticos se les aplicara lo establecido para los negocios de hostelería y restauración en general.

Cada establecimiento deberá determinar los aforos de los distintos espacios comunes, así como aquellos lugares en los que se podrán realizar eventos y las condiciones más seguras para su realización conforme al aforo máximo previsto y de acuerdo con las medidas de higiene, protección y distancia mínima señaladas.

 Aquellos espacios cerrados donde se vayan a celebrar eventos, actividades de animación o gimnasios, deberán ventilarse dos horas antes de su uso.

Las actividades de animación o clases grupales deberán diseñarse y planificarse con un aforo máximo de veinte personas y respetándose la distancia mínima de seguridad entre personas y entre estos y el animador o entrenador. En caso contrario, se deberán utilizar mascarillas. Las actividades de animación o clases grupales se realizarán preferentemente al aire libre y se evitará el intercambio de objetos.

Se realizará la correspondiente desinfección de objetos y material utilizado en las actividades de animación después de cada uso y se dispondrá gel hidroalcohólico o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad y desinfectante de superficies.

Centros y parques comerciales

En el caso de centros y parques comerciales, podrá procederse a su reapertura siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

a) Que, conforme a los aforos determinados en el Plan de Autoprotección de cada centro o parque comercial, se limite el aforo total de los mismos al treinta por ciento de sus zonas comunes.

b) Que se limite al cuarenta por ciento el aforo en cada uno de los establecimientos comerciales situados en ellos.

c) No se permitirá la permanencia de clientes en las zonas comunes excepto para el mero tránsito entre los establecimientos comerciales. Esto no será de aplicación a la actividad de hostelería y restauración que se desarrolle en dichas zonas comunes.

d) Queda prohibida la utilización de las zonas recreativas como pueden ser zonas infantiles, ludotecas o áreas de descanso, debiendo permanecer cerradas.

e) Que se cumplan las medidas de higiene establecidas para los establecimientos y locales minoristas.

Cines, teatros, auditorios y espacios similares destinados a actos y espectáculos culturales

Todos los cines, teatros, auditorios y espacios similares, cuya actividad se hubiera suspendido tras la declaración del estado de alarma, podrán reanudarla en los términos previstos, siempre que cuenten con butacas pre-asignadas y no superen un tercio del aforo autorizado.

En el caso de locales y establecimientos distintos de los previstos en el apartado anterior, destinados a actos y espectáculos culturales, la reanudación de la actividad se sujetará a los siguientes requisitos:

a) Si se celebra en lugares cerrados, no podrá superarse un tercio del aforo autorizado, ni reunir más de cincuenta personas.

b) Tratándose de actividades al aire libre, el público deberá permanecer sentado, guardando la distancia necesaria y no podrá superarse un tercio del aforo autorizado, ni reunir más de cuatrocientas personas.

No obstante, en la Región de Murcia no podrá superarse un tercio del aforo autorizado, ni reunir más de cien personas.

Se recomendará la venta online o telefónica de la entrada, y, en caso de compra en taquilla, se fomentará el pago por tarjeta, medios electrónicos o sin contacto.

Se permite la prestación de servicios complementarios, tales como tienda, cafetería o similares, que se ajustará a las normas establecidas para dichas actividades. No se prestará servicio de guardarropa ni de consigna.

Durante el proceso de atención y acomodación, se guardará entre los trabajadores de sala y el público la distancia de seguridad fijada por las autoridades sanitarias.

Se deberá garantizar la distancia de seguridad fijada por las autoridades sanitarias en las colas, entradas y salidas de espectadores, así como el establecimiento de sistemas de control de aglomeraciones cuando se reúna a más de cincuenta personas.

Comercio ambulante/mercadillos

En el caso de los mercados que desarrollan su actividad en la vía pública al aire libre o de venta no sedentaria, comúnmente llamados mercadillos, que ya hubieran reiniciado su actividad conforme a lo dispuesto en la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, o la reinicien por decisión del Ayuntamiento correspondiente, se garantizará la limitación a un tercio de los puestos habituales o autorizados, limitando la afluencia de clientes de manera que se asegure el mantenimiento de la distancia social de dos metros.

Los Ayuntamientos podrán aumentar la superficie habilitada o habilitar nuevos días para el ejercicio de esta actividad, de manera que se produzca un efecto equivalente a la citada limitación.

A la hora de determinar los comerciantes que pueden ejercer su actividad, el Ayuntamiento podrá priorizar aquellos que comercializan productos alimentarios y de primera necesidad, asegurando que no se manipulen los productos comercializados en los mismos por parte de los consumidores.

Los Ayuntamientos establecerán requisitos de distanciamiento entre puestos y condiciones de delimitación del mercado con el objetivo de garantizar la seguridad y distancia entre trabajadores, clientes y viandantes.

¿En qué circunstancias pueden las personas y los vehículos circular por las vías y espacios de uso público durante la vigencia de la fase 2?

Se podrá circular libremente por la provincia, isla o unidad territorial de referencia a efectos del proceso de desescalada, sin perjuicio de las excepciones que justifiquen el desplazamiento a otra parte del territorio nacional por motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra de análoga naturaleza. Igualmente, se suprimen las restricciones a la circulación de menores incluso en los horarios reservados a mayores de 70 años. También se elimina la prohibición de salir más de una vez al día para la población infantil.

¿Pueden abrir al público las piscinas de uso recreativo en la fase 2?

Se puede proceder a la apertura al público de las piscinas de uso recreativo, quedando permitido el acceso a las mismas por parte de cualquier persona.

El aforo máximo permitido será del treinta por ciento de la capacidad de la instalación, siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad entre usuarios de dos metros. En caso contrario se reducirá dicho aforo a efectos de cumplir con la distancia de seguridad.

Para poder acceder a la piscina se requerirá la concertación de cita previa con la entidad gestora de la instalación. Para ello, se organizarán horarios por turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación.

Con carácter previo a su apertura, se deberá llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como vestuarios o baños.

Asimismo, se deberán limpiar y desinfectar los diferentes equipos y materiales como vaso, corcheras, material auxiliar de clases, rejilla perimetral, botiquín, taquillas, así como cualquier otro en contacto con los usuarios, que forme parte de la instalación.

Los biocidas a utilizar para la desinfección de superficies serán aquellos del tipo de producto 2, referidos en el anexo V del Reglamento (UE) n.º 528/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2012, relativo a la comercialización y el uso de los biocidas. Asimismo, se podrán utilizar desinfectantes como diluciones de lejía 1:50 recién preparada o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida que se encuentran en el mercado y que han sido autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.

Asimismo, debe procederse a la limpieza diaria de la instalación. En aquellas superficies en contacto frecuente con las manos de los usuarios, como pomos de las puertas de los vestuarios, o barandillas, se deberá llevar a cabo una limpieza y desinfección, al menos tres veces al día.

Se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

En las zonas de estancia de los usuarios, se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios. Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de usuarios.

Con respecto a los aseos, se deberá verificar que, en todo momento, estén dotados de jabón y/ o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.

Asimismo, no se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua.

¿Se podrá hacer uso de las playas en la fase 2?

Con respecto a las playas, se permite el tránsito y permanencia en las mismas, siempre respetando las medidas aplicables en cuanto a distancia de seguridad. Asimismo, se permite la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que en este último caso se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico, y que se mantenga una distancia mínima de dos metros entre los participantes.

Se permite el uso de duchas y lavapiés al aire libre, aseos, vestuarios y otros servicios públicos similares. Su ocupación máxima será de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso podrán contar con su acompañante. Deberá reforzarse la limpieza y desinfección de los referidos aseos garantizando siempre el estado de salubridad e higiene de los mismos.

La ubicación de los objetos personales, toallas, tumbonas y elementos similares se llevará a cabo de modo que se garantice un perímetro de seguridad de dos metros con respecto a otros usuarios, salvo en el caso de bañistas convivientes o grupos que no superen el número de quince personas.

Los ayuntamientos podrán establecer limitaciones tanto de acceso, que en todo caso será gratuito, como de aforo en las playas a fin de asegurar que se respeta la distancia interpersonal de, al menos, dos metros entre bañistas. Asimismo, a efectos de garantizar su disfrute por el mayor número posible de personas en condiciones de seguridad sanitaria, podrán también establecer límites en los tiempos de permanencia en las mismas, así como en el acceso a los aparcamientos en aras a facilitar el control del aforo de las playas.

Los ayuntamientos asegurarán que se realiza una limpieza y desinfección de las instalaciones y bienes de las playas usando para ello sustancias que no resulten perjudiciales para el medio ambiente.

Se recordará a los usuarios mediante cartelería visible u otros medios las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la zona ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

Las actividades de hostelería y restauración que se realicen en las playas, incluidas las descubiertas, con concesión o autorización de ocupación o aprovechamiento del dominio público marítimo-terrestre, se regirán por lo establecido para el régimen de hostelería y restauración, sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación sectorial aplicable.

Los responsables de negocios de motos acuáticas, hidropedales y de cualesquiera otros elementos deportivos o de recreo deberán cumplir con los dispuesto en las órdenes específicas para comercio minorista y, de modo particular, en todo lo que se refiere a higiene y desinfección. Todos los vehículos deberán ser limpiados y desinfectados antes de cada uso.

¿Se pueden producir visitas a personas mayores en centros residenciales en la fase 2?

Las comunidades autónomas y las ciudades autónomas podrán permitir en su ámbito territorial la realización de visitas a los residentes de viviendas tuteladas, centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores, así como la realización de paseos por los residentes.

Corresponderá a las comunidades autónomas y a las ciudades autónomas establecer los requisitos y condiciones en las que se deben realizar dichas visitas y paseos.

¿Qué novedades afectan a la práctica deportiva en la fase 2?

Dependerá de la actividad deportiva que se realice, así como el lugar en el que se lleve a cabo, a saber:

Instalaciones deportivas cubiertas

A las instalaciones deportivas al aire libre, las cuales podían abrir en fase 1, se les unen las instalaciones deportivas cubiertas. Así se podrá proceder a la apertura de las mismas para la realización de actividades deportivas con las limitaciones siguientes:

Podrá acceder a las mismas cualquier persona que desee realizar una práctica deportiva, incluidos los deportistas de alto nivel, de alto rendimiento, profesionales, federados, árbitros o jueces y personal técnico federativo.

La actividad deportiva requerirá la concertación de cita previa con la entidad gestora de la instalación. Para ello, se organizarán turnos horarios, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación

Se podrá permitir la práctica deportiva individual o aquellas prácticas que se puedan desarrollar por un máximo de dos personas en el caso de modalidades así practicadas, siempre sin contacto físico manteniendo las debidas medidas de seguridad y protección, y en todo caso la distancia social de seguridad de dos metros. Asimismo, se respetará el límite del treinta por ciento de capacidad de aforo de uso deportivo en cada instalación, tanto en lo relativo al acceso, como durante la propia práctica, habilitándose un sistema de acceso que evite la acumulación de personas y que cumpla con las medidas de seguridad y protección sanitaria.

Únicamente podrá acceder con los deportistas un entrenador en el caso de que resulte necesario, circunstancia que deberá acreditarse debidamente. Se exceptúan las personas con discapacidad o menores que requieran la presencia de un acompañante.

A la finalización de cada turno se procederá a la limpieza y desinfección de las zonas comunes y, en cada turno, se deberá limpiar y desinfectar el material compartido después de cada uso. Al finalizar la jornada se procederá a la limpieza de la instalación, reduciéndose la presencia del personal al número mínimo suficiente para la prestación adecuada del servicio.

En todo caso, los titulares de la instalación deberán cumplir con las normas básicas de protección sanitaria del Ministerio de Sanidad. Si en la instalación deportiva se realizan otras actividades, o se prestan otros servicios adicionales no deportivos, deberán cumplir con la normativa específica que en cada caso corresponda.

Piscinas deportivas (cubiertas y al aire libre)

Además de ser aplicable todo lo anteriormente expuesto, podrá acceder a las mismas cualquier persona, teniendo carácter preferente el acceso de los deportistas integrados, a través de la correspondiente licencia, en la federación deportiva cuyas modalidades y especialidades deportivas se desarrollen en el medio acuático; natación, salvamento y socorrismo, triatlón, pentalón moderno y actividades subacuáticas.

Vías de uso público

Las personas menores de 70 años podrán realizar la actividad física no profesional en cualquier franja horaria a excepción de la comprendida entre las 10:00 horas y las 12:00 horas y entre las 19:00 horas y las 20:00 horas, que queda reservada a los mayores de 70 años y a las personas vulnerables o en situación de riesgo. Las comunidades autónomas y ciudades autónomas podrán acordar que en su ámbito territorial estas franjas horarias comiencen hasta dos horas antes y terminen hasta dos horas después, siempre y cuando no se incremente la duración total de las mismas.

En todo caso, deberán respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19, y, en particular, las relativas al mantenimiento de una distancia mínima de seguridad de, al menos, dos metros, o, en su defecto, medidas alternativas de protección física, de higiene de manos y etiqueta respiratoria. A estos efectos, los grupos deberían ser de un máximo de quince personas, excepto en el caso de personas convivientes.

Caza y pesca

Queda permitida la actividad cinegética en todas sus modalidades siempre que se respete la distancia de seguridad y las medidas de higiene y prevención fijadas por las autoridades sanitarias.

Para el desarrollo de la actividad cinegética organizada que implique a más de un cazador, se deberá disponer de un plan de actuación por parte del responsable en el que se detallen las medidas de prevención e higiene a observar.

En cuanto a la pesca deportiva, igualmente queda permitida su práctica en todas sus modalidades siempre que se respete la distancia de seguridad y las medidas de higiene y prevención fijadas por las autoridades sanitarias.

Durante el desarrollo de las actividades cinegéticas y de pesca deportiva y recreativa se seguirán las medidas generales de prevención e higiene frente al COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias y en particular:

a) Cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad establecida será obligatorio el uso de mascarilla.

b) No se compartirán utensilios de caza o pesca, ni utillaje de comida o bebida.

c) Se deberá limpiar y desinfectar el vestuario después de su uso.

d) Se deberán limpiar y desinfectar los utensilos de caza y pesca utilizados

To Top